Content update: Renovarse o morir en la orilla

Un fallo muy común entre las personas que llevan su propio blog o el de una empresa es olvidarse de aquello que escribieron el día anterior.

Publicar, compartir en redes y adiós.

Quizás de vez en cuando miren en Google en qué posición están o en Analytics cuántas visitas tienen, poco más.

content update

Pero hoy no vamos a hablar sobre el bello (y necesario) arte de las KPI. Hoy queremos reivindicar la importancia de pasar a la acción. Y con un artículo de blog no hay nada mejor que llevar a cabo el content update.

¿Qué es el content update?

Se trata de actualizar el contenido de tu blog, pero dicho en inglés parece más profesional. Es una práctica muy recomendable tras analizar cómo ha funcionado un artículo y que te permite mejorar sus puntos débiles y potenciar los puntos fuertes.

Su objetivo no es otro que hacer el artículo más atractivo de lo que era para los usuarios, los buscadores y el propio blog.

Pero basta de palabrería y vamos a ver cómo mejorar tus artículos para conseguir más visitas y, al fin y al cabo, más conversiones.

¿Cómo saber que un artículo está bien o mal?

El primer paso del content update será detectar qué artículos deben ser mejorados.

Para ello necesitaremos acceder al Search Console de Webmasters Tools > Tráfico de búsqueda > Analítica de Búsqueda. De allí exportaremos los Documentos Excel de Consultas y de Páginas habiendo seleccionado los Clics, Impresiones, CTR y Posición.

El Excel de Páginas nos revelará algo muy importante: cuánta gente ve nuestro artículo en el buscador y hace clic. Eso es lo que se llama Clic Through Rate (CTR) y si es muy bajo es que existe un problema de atracción, ya sea por un título soso, una Meta Description poco clara o por mil cosas más.

El Excel de Consultas nos explica a través de qué búsquedas la gente ha llegado a nuestra web, algo muy interesante para conocer palabras clave que no teníamos detectadas y que, quizás, sirvan para enriquecer nuestros posts. Cuantas más keywords tenga tu artículo, más búsquedas se relacionarán con él, llegando a ser casi tan insistentes como el remarketing y las cookies.

Aparte, ve a Analytics y dentro de Comportamiento > Contenido del sitio > Todas las páginas encontrarás el tiempo promedio que pasan los usuarios en cada artículo. Si es bajo, lo que falla es el contenido, ya que el aparador sí que habrá sido suficientemente bueno como para entrar.

¿Cómo actualizar un artículo de blog?

Una vez detectados los fallos y debilidades de tus artículos, deberás exprimir tus ideas para conseguir mejorarlos. A continuación te dejamos con algunos consejos que pueden ayudarte, aunque no se trata de una ciencia exacta. Algunas veces es cuestión de probar hasta dar con la tecla.

El título de la página

El title de la página (no confundir con el H1, aunque muchas veces es el mismo) es aquello sobre lo que hacen clic los usuarios cuando buscan en Google. Como sospecharás, gran parte del éxito de tu artículo te lo juegas allí. No nos engañaremos, llamar la atención en pocos caracteres es difícil, pero no imposible.
Por ejemplo, ofrecer un número determinado de cosas (5 trucos, los 7 mejores productos, los 10 mandamientos, etc.) suele llamar la atención.

También son más exitosos aquellos titulares que incluyen el año actual o que aseguran que están actualizados, ya que la gente busca información cercana en el tiempo. Prueba también a comunicar que se está ante el artículo “definitivo”, “imprescindible” y que tiene “todo lo que debes saber”.

La Meta Description

Con la Meta Description puedes jugar con más caracteres, pero tiene menos visibilidad que el título. Resume todo lo que se encuentra dentro y para qué le servirá al usuario que clique allí. Un buen truco es jugar con el humor, ya que transmite que el contenido de dentro será entretenido de leer. Hablar de ganar dinero y ahorrar también es ir sobre seguro.

Tanto si haces cambios en el título como en la Meta Description, recuerda volver a indexar la url. De lo contrario, el robot puede que tarde en aplicarlos.

El contenido

Si te has fijado que la gente entra en el artículo pero aguanta poco, es que el fallo se encuentra en el contenido. Quizás sea un problema que se resuelva añadiendo más negritas o poniendo más subapartados, haciendo el artículo más agradable a la vista. También puedes optar por poner imágenes y, sobre todo, algún vídeo.
Por otro lado, te habíamos dicho que con el content update también podías potenciar tus puntos fuertes, ¿no? Si tienes una página que funciona muy bien, piensa en cómo puedes beneficiar a otras de tu web (quizás con enlaces internos o explicando mejor que nunca qué quieres venderle al usuario).

Hagas lo que hagas, deja constancia de todos los cambios apuntándolos en algún documento y, pasado un tiempo (por ejemplo un mes), revisa si han funcionado. Será el momento de evaluar si el camino que seguiste es el correcto y de considerar si es necesario aplicar cambios en nuevos posts o en otros que han bajado su rendimiento. Después de tanto remar, una pequeña actualización puede salvarte de morir en la orilla.

Dejar un comentario

Tu email no será publicado