Cuando iniciamos una campaña de AdWords no lo hacemos si antes no hay un píxel de conversión funcionando.

Y es que se trata de una herramienta imprescindible para poder realizar un seguimiento del rendimiento de las campañas y poder realizar las optimizaciones necesarias para mejorar el desempeño de estas.

¿Qué es el pixel de conversión?

El pixel de conversión es una especie de testigo que permite que cada vez que se cumpla un objetivo en nuestras campañas, quede reflejado en AdWords.

Este objetivo puede ser la compra de un producto, el envío de un formulario, un clic sobre un número de teléfono para llamar,… o cualquier acción que refleje que el usuario ha llagado allá donde nosotros queríamos que llegara.

En AdWords quedará marcado qué campaña ha sido la que ha provocado que el usuario llegara a realizar la acción.

Es más, veremos qué AdGroup y por qué palabra clave ha entrado como también sabremos qué búsqueda ha realizado para que se mostrara el anuncio.

Una de las principales métricas en la evaluación de las campañas es el CPA o el CPL, según el objetivo.

Estas siglas significan Coste Por Adquisición y Coste por Lead y representan la inversión que se realiza para la consecución de un objetivo.

Hablamos de Adquisición cuando el objetivo final es una compra y de Lead cuando el objetivo es recibir los datos de contacto del usuario a través de un formulario.

Estas métricas no se podrían obtener sin el píxel de conversión siendo imposible realizar un seguimiento de las campañas ya que no se sabría la procedencia de los usuarios, ni cuáles son los anuncios y palabras clave que funcionan mejor para la consecución de objetivos.

Además un pixel puede llevar más información que será útil en los posteriores análisis e informes, como puede ser el valor de la conversión.

Con este dato se puede estudiar la rentabilidad de las campañas, pudiendo obtener los márgenes de beneficio y plantear nuevos presupuestos para las campañas en funcion de los resultados.

En definitiva, para realizar una óptima ejecución de las campañas es imprescindible implementar pixeles de conversión.

¿Y porqué se le llama pixel de conversión? ¿Pixel no era un punto de la pantalla?

Cuando se va a instalar un pixel de conversión, AdWords proporciona un fragmento de código en javascript que se debe pegar en el código de la página web.

Los hay de diferentes tipos para los diferentes objetivos, pero en todos los casos resulta en un javascript.

Sin embargo, hay una alternativa a este código para el caso de que el usuario que llega al objetivo esté navegando sin tener javascript habilitado.

Esta alternativa es la carga de una imagen transparente, de un pixel de ancho y un pixel de alto. Y he ahí el «pixel»!