Muchos negocios pusieron el grito en el cielo cuando les propusieron aplicar el teletrabajo al principio de la crisis del coronavirus. La situación ha dejado al descubierto las carencias de las empresas en cuanto a transformación digital.

Y la tuya, ¿ha aprobado o suspendido?

En el mundo actual, ser digital ha dejado de ser una opción: es una necesidad.

Por eso te recomendamos que leas este post hasta el final.

¿Qué es la Transformación Digital?

La transformación digital son las nuevas oportunidades de negocios surgidos gracias a los avances tecnológicos.

Este cambio no es exclusivamente tecnológico, también exige nuevas aptitudes tanto en las personas físicas como en la reinvención de organizaciones que afectan al mercado global.

Así pues, la transformación digital no está tan enfocada a la tecnología en sí (Big data, Internet de las cosas, social business), si no a la aplicación de la misma para lograr los objetivos marcados.

Las ventajas de la transformación digital

Incorporar la digitalización en los distintos procesos de tu empresa genera ventajas competitivas a corto y largo plazo. A continuación te mostramos algunas de las más importantes:

 Impulsa la cultura de innovación en la empresa.

Mejora la eficiencia de los procesos.

Contribuye a mejorar el trabajo colaborativo y la comunicación interna.

Proporciona capacidad de respuesta rápida en un entorno cambiante.

Ofrece nuevas oportunidades de negocio gracias al análisis de datos.

Mejora la experiencia del cliente y su relación con la marca.

Tal como hemos comentado antes, la transformación digital ya no puede considerarse una opción. Si tu empresa quiere continuar siendo competitiva, está obligada a adaptarse a este nuevo ecosistema.

Las claves de la transformación digital

El liderazgo convencido

De nada sirve que los empleados tomen iniciativas particulares si la empresa no va a asumirlas como parte de su misión.

La dirección deberá crear las condiciones necesarias para una transición fluida y asegurar que la empresa cuenta con los recursos necesarios para ejecutar la transformación digital.

Cambio de mentalidad

La transformación digital no trata de tecnología en sí, si no de la aplicación de la misma para lograr los objetivos marcados.

Digitalizar una empresa es un proceso de alcance profundo y debe ir acompañado de reflexión y de una gestión del riesgo adecuada.

Mejorar la experiencia del cliente

El cliente debe estar en el centro. El objetivo principal debe ser continuar siendo competitivos en un entorno en el que los usuarios cada vez son más exigentes.

Hazte esta pregunta: ¿Cómo vamos a mejorar la experiencia del cliente?

Big Data

Gracias a las nuevas tecnologías podemos tener acceso a mucha información de nuestros clientes reales y potenciales, pero también es más fácil perder el hilo. El Data Scientist es un rol imprescindible para esta labor.

Formación del empleado

Haz que tus empleados actuales se integren en la transformación digital.

Para esta labor se puede recurrir a cursos online o implementar un plan de mentorización, donde los empleados más jóvenes ayudan a los mayores con las nuevas tecnologías y, a cambio, los veteranos pueden aportar su experiencia en la empresa.

Teletrabajo

El teletrabajo y los horarios flexibles, aplicados de forma gradual, permiten un cambio de cultura: del presentismo a un enfoque basado en objetivos.

Además, eso permitirá que en situaciones como la que nos encontramos debido a la crisis del coronavirus no resulte un shock tan traumático.

Mejora continua

¡La digitalización acaba de empezar!

Ten en cuenta que la digitalización es un proceso abierto en el que se incorporan nuevos elementos de forma continua. “Renovarse o morir” debe ser tu máxima.

¡Y qué mejor momento que este para dar tus primeros pasos en cuanto a transformación digital!

En JEVNET no lo podemos hacer todo por ti. Sin embargo, sí podemos ayudar a que tus empleados reciban una información personalizada en algunos aspectos digitales. Visita este enlace si deseas recibir más información.