Green marketing

por | Marketing Online

A medida que crece la competencia, las empresas se ven obligadas a buscar un factor diferencial. Ante la falta de diferenciación respecto sus competidores, las marcas aplican diversas técnicas: ya sea en el propio producto o realizando acciones de marketing en favor de un valor de la compañía. Uno de los tipos de estrategia que está triunfando es el Green Marketing.

¿Qué es el green marketing?

The Green Marketing Company lo define como las «actividades promocionales orientadas a tomar ventaja de los cambios de actitud de un consumidor sobre una marca. Estos cambios son influenciados por políticas y prácticas que afectan la cualidad del medio ambiente, y reflejan el nivel de su preocupación por la comunidad».

O, dicho de otra manera, se trata de darle impulso a las prácticas que realiza una marca para mejorar el medio ambiente con el objetivo de posicionarse y generar un cambio de percepción del consumidor sobre la marca.

La coherencia es fundamental, por lo que el funcionamiento de la receta exige algunos requisitos:

  • Se deben implementar prácticas sostenibles en todos los procesos
  • El compromiso social debe ser real
  • Es imprescindible trabajar para reducir gasto y emisiones

Sin esos ingredientes, tu estrategia de green marketing podría convertirse en una crisis de reputación.

El origen del green marketing

A principios de los 90 se originó una gran conciencia social para cuidar más el medio ambiente. Seguro que recordarás a Al Gore, quien desató un cambio de actitud por parte de la sociedad estadounidense (e incluso mundial) con su película “Una Verdad Incómoda”.

Fue en aquel mismo momento cuando nació el Green Marketing. Las marcas no quisieron desaprovechar el cambio de actitud del consumidor frente a las cuestiones medioambientales.

Uno de los cambios más notorios fue la creación de productos que fueran lo mayor biodegradables posible. Por ejemplo, con el hecho de generar bolsas de plástico biodegradables se ha logrado rebajar el alto porcentaje de bolsas de plástico que quedan muertas en medio del mar. 

También destacó el uso de productos reciclables. Muchas marcas descubrieron, además, que el uso de productos reciclables les suponía un ahorro en gastos de desecho de materiales usados para la producción.

Algunos ejemplos de Green Marketing

¿Todavía no te ha quedado claro?

A continuación, te presentamos un par de ejemplos que te ayudarán a entenderlo un poco mejor:

LG

De un tiempo a esta parte, el sector de los electrodomésticos ha tomado conciencia sobre la preocupación del usuario en temas como ahorro energético y medioambiente. LG lo supo identificar y aprovechó al máximo el hecho de producir una gama de electrodomésticos eco-friendly (que permiten ahorrar energía y evitar emisiones) en su comunicación.

Un ejemplo de ello es el reto Smart Green.

TOYOTA

¿Qué es lo primero que te viene a la mente cuando escuchas el nombre de esta marca de automóviles?

Muy posiblemente pensarás en un coche híbrido. Y es que la empresa nipona fue de las primeras en apostar fuerte por este tipo de vehículos y lo han reflejado en su comunicación.

En España, Toyota se adelantó a las medidas de ciudades como Madrid y Barcelona que han tomado conciencia sobre la problemática de las emisiones de CO2.

Piensa en verde

¿Tu negocio es responsable con el medioambiente?

Da lo mismo si te dedicas a fabricar bicis eléctricas o si tu negocio es una cadena de comida rápida. 

¡El cuidado del medioambiente es cosa de todos!

Puedes comunicar sobre sostenibilidad o reducir el uso de productos fabricados en plástico en tu local. Lo importante aquí es que tu empresa esté concienciada con la problemática medioambiental y que actúe en consecuencia.

Si crees que tu marca encaja en los puntos que hemos detallado en este post, empieza a pensar como puedes comunicarle a tu audiencia tu concienciación sobre el medioambiente.
¡Empieza a diseñar tu estrategia!

Y si crees que no dispones del tiempo suficiente para ello, en Jevnet estamos a tu disposición.

Llamar Contactar