Hazte estas 10 preguntas para encontrar tu cliente ideal

por | Marketing Online

10 preguntas encontrar cliente ideal

Una de las cosas más bonitas que supone lanzarse al mercado y emprender con una idea o negocio es la de disfrutar del viaje, del aprendizaje que esto conlleva e imaginar las metas que se quieren conseguir.

Pero, también hay que tener en cuenta otro tipo de factores muy determinantes, como ¿tienes claro quién es tu público objetivo?, ¿sabes realmente quién puede acudir a ti o necesitar tus servicios?

Hoy te ayudamos en este paso tan importante que es elegir a quién va destinado tu servicio. Hazte estas 10 preguntas para encontrar tu cliente ideal y asegúrate de dar en el clavo cuando pienses en cómo venderte y cómo puedes ayudar a las personas con aquello que ofreces.

El benchmarking es un comodín muy potente

Como sabrás, a la hora de emprender cualquier tipo de negocio, lo solemos hacer por una necesidad. Uno de los primeros pasos, si no el primero, es saber si aquello que has pensado tú lo puedes encontrar ya en el mercado.

En caso afirmativo, el segundo paso que debes realizar es pensar si puedes mejorarlo. Si la respuesta es afirmativa, deberás entonces identificar si a tus competidores más similares les está yendo bien.

Si una vez más la respuesta es afirmativa, bingo, tenemos una idea de negocio con un volumen de posibles clientes suficiente como para lograr el éxito.

Cómo te anuncias a tu cliente, estás digitializad@

El siguiente paso podríamos decir que es hacer llegar tu idea a los clientes, decirles “hey, estoy aquí”.

Dependiendo de cómo sea tu cliente, trabajar en estrategias de alcance digital es fundamental, ya sea con una página web o gestionando una ficha de Google My Business.

Cómo puede ayudar tu producto o servicio a tu cliente

Una vez que hayas identificado las mejoras de tu producto o servicio respecto a lo que ofrece la competencia, debes saber ser capaz de transmitir esos valores a quienes crees que son tu público objetivo.

Dentro de tu estrategia de marketing es fundamental poner el foco en tus puntos fuertes, hacer hincapié en cómo le puede beneficiar y la ventaja que supone respecto a la competencia.
Nueva llamada a la acción

Imagina tu cliente, pero no lo idealices

Uno de los errores más comunes es idealizar a los clientes. En cualquier situación nosotros podemos estar en los dos extremos, siendo proveedores de servicios como consumidores de los mismos, así que también es bueno que nosotros mismos seamos quienes intentemos evaluar lo que estamos ofertando.

Aunque seguramente lo hagamos de manera subjetiva, eso nos tiene que hacer entender que, a priori, el cliente no tiene ningún tipo de vínculo con nosotros ni con nuestro producto, así que no debemos confiar en que seremos su única opción.

Edad y sexo

Este tema, según qué tipo de producto o servicio que se esté ofreciendo puede no ser tan necesario, pero es importante identificar bien cómo va a encajar aquello que se quiere vender entre los distintos sectores de la sociedad.

Por ejemplo, está claro que si vendemos ropa interior masculina y nos anunciamos por redes sociales, el cliente ideal serán hombres. Pero si en cambio se trata de una empresa de regalos de San Valentín puede que el objetivo sea mujeres que quieran regalar ropa interior a sus parejas.

Estado civil 

El estado civil es importante, ojo, esto no quiere decir que debas saber todo, pero sí que a la hora de planear el público o tipo de cliente al que te quieres dirigir debes prestar atención a qué factores le rodean.

Si eres un restaurante y quieres preparar eventos o cenas de parejas, es importante saber a quién y cómo te tienes que dirigir para lograr esas reservas.

Datos económicos 

Otro factor diferencial es identificar bien el nivel adquisitivo de los clientes. Saber si el precio que se está ofertando es el adecuado para la gente que realmente puede mostrar interés y ajustarse a estas características en la medida de lo posible.

Aspiraciones y metas de tu potencial cliente

Un factor importante a tener en cuenta cuando estamos definiendo nuestro tipo de cliente es, además de proporcionar una ayuda o cubrir una necesidad para dicho cliente, cumplir sus expectativas.

Ser capaces de ir alineados con lo que quiere conseguir nos permitirá crear un vínculo.

Todos los detalles son importantes, utiliza la creatividad

Estos son algunos de los puntos claves a la hora de analizar a los usuarios para determinar si son potenciales clientes para convertirse en el perfil ideal.

Sin embargo, cualquier cosa que se te pase por la cabeza y puedas extraer información para utilizarla para categorizar el perfil que más se adecue a tu producto o servicio es bienvenida. 

El cliente siempre está en evolución, igual que tu negocio

Y por último, ten en cuenta que las necesidades de los clientes van cambiando así que puede que en algún momento tengas que modificar algo en tu propuesta.

Además, recuerda que, el cliente es quien nos escoge a nosotros, y no al revés. Si tu producto o servicio destacada en alguna tipología de cliente que no tenías contemplada no pasa nada, aprovecha la ocasión y fidelízalos. 

Llamar Contactar