Presupuesto SEO

por | SEO

Presupuesto SEO

En JEVNET nos encontramos frecuentemente con clientes que desean contratar SEO para sus empresas pero tienen un problema bastante común: al no ser expertos en marketing, no terminan de entender qué significa cada punto del contrato o del presupuesto SEO.

Para nosotros es vital que toda la información del presupuesto SEO quede clara y, por ello, dedicamos el tiempo que haga falta en responder las preguntas que surjan. ¡Incluso hemos preparado un glosario de términos de marketing para consultarlo siempre que se necesite! 

Si estás en ese momento en el que recibes presupuestos SEO sin parar y necesitas entender qué te ofrece cada agencia, este artículo te será muy útil. Cogiendo de ejemplo un tipo de presupuesto SEO de JEVNET, te explicaremos qué significa cada uno de los puntos

¿En qué consiste un presupuesto SEO?

Un presupuesto SEO es aquel documento o contrato que especifica todo lo que incluye el trabajo de una agencia o un freelance en cuanto a posicionamiento orgánico.

Ese trabajo puede incluir puntos de muchas características diferentes. Pueden ser trabajos que se realicen una sola vez (por ejemplo, una auditoría), que se trabajen semanal o mensualmente (el contenido) o diariamente (revisión de errores).

¿Qué debe incluir un presupuesto SEO?

Es muy recomendable, antes de trabajar el SEO y los contenidos de una web, que se realice una auditoría. Es la forma de dejar la web a punto para que Google la premie con las primeras posiciones cuando se empiece con los trabajos mensuales. Por eso, es un paso primordial a incluir en un presupuesto SEO.

Una auditoría debería, como mínimo, tener en cuenta lo siguiente:

  • Estructuración del contenido, páginas y subpáginas (ordenar correctamente la web, incluyendo una auditoría de URLs).
  • Keyword research en base a intenciones de búsqueda (buscar e implementar palabras clave en la web para posicionar por ellas).
  • Análisis de los últimos contextos en el algoritmo de Google (adaptar la web a aquello que Google más valora actualmente, ya que su algoritmo cambia constantemente).
  • Optimización de títulos de página, snippets, H1, H2, etc. (todos los títulos, tanto los que se ven en la web como los que salen en Google).
  • Optimización de imágenes (reducir su peso, adaptar su tamaño y lograr que se vean correctamente, tanto en móvil como en ordenador).
  • Enlazado interno y externo (implementar o modificar los enlaces de nuestra web, tanto aquellos que apuntan a nuestra misma página como a otras).
  • Revisión de posibles errores 404 y redirects 301 (las clásicas páginas Not found, que deben ser redirigidas para no perder usuarios).
  • Sitemaps, search console, robots.txt, implementation de microformatos (la parte técnica que requiere ser configurada para facilitar información sobre nuestra web a Google).
  • Tiempos de carga y mejoras en user experience (trabajos necesarios para que la web cargue en el menor tiempo posible y que el usuario navegue sin dificultades).

La mayor parte de las tareas de la auditoría se realizan también constantemente y debería quedar plasmado en el presupuesto SEO. Por ejemplo, revisar errores, mejorar tiempos de carga u optimizar las páginas de la web es necesario que se realice constantemente. Si en un contrato no sale especificado, sería bueno pedirlo.

Nueva llamada a la acción

También es posible que el presupuesto SEO incluya una partida para link building. Se trata de enlaces hacia tu web que provienen de otros sitios, como blogs, periódicos online, foros, etc. Google, entre muchos otros factores, usa los enlaces para decidir si posicionar mejor o peor, así que es un punto muy interesante a tener en cuenta.

En cuanto a contenido SEO, cuya importancia es vital para mantener la página web viva y posicionar por nuevas keywords, deberían quedar plasmados en el presupuesto SEO los siguientes puntos:

  • Estudio de palabras clave para realizar un calendario mensual (serán las keywords que marcarán sobre qué hay que escribir cada mes para posicionar en Google con la finalidad de convertir y generar reconocimiento de marca).
  • Redacción de contenidos (orientada al SEO y ofreciendo respuestas de calidad al usuario).
  • Publicación de los contenidos en la web (con enlaces, maquetación atractiva, etc.).
  • Seguimiento, análisis y reporte de la repercusión de todos los contenidos publicados al mes (para comprobar si se están logrando los objetivos marcados previamente).
  • Content update (optimizar y reescribir los artículos ya publicados para mejorar su posicionamiento).
  • Análitica del comportamiento del usuario en el site a través de Google Analytics y Search Console (para entender qué les interesa, si nos estamos dirigiendo al público correcto y mucho más).

Si además saber qué partes debe incluir un buen presupuesto SEO te interesa saber todas las ventajas de trabajar con una agencia especializada en marketing de contenidos, haz clic aquí.

¿Cómo saber si el precio del presupuesto SEO es correcto?

Finalmente, al ver un presupuesto SEO seguramente te preguntes si el precio que te ofrecen es adecuado. 

Por un lado, hay que tener en cuenta el número de personas especializadas que van a intervenir en el proyecto y cuántas horas van a dedicarle, más o menos. No es lo mismo que se involucre un solo perfil que si van a trabajar especialistas SEO, diseñadores y redactores, por ejemplo.

Pero si algo debe marcar el precio de un presupuesto SEO es la experiencia y los conocimientos de la agencia que contrates. Solo si trabajas con personas que ya han tenido casos de éxito y te transmiten la confianza de lograr aquellos objetivos que persigues, estarás destinando parte de tu presupuesto en marketing correctamente. 

Nueva llamada a la acción

LinkedIn
Share
Instagram