¿Eres el afortunado dueño de un e-commerce? ¿Lo montaste con todo el cariño del mundo pero ahora te das cuenta que no vende como esperabas? Probablemente esté fallando algo en tu estrategia de Marketing Online, pero tranquilo, estamos aquí para ayudarte.

Consejos para aumentar las conversiones en E-commerce

1. Sin tráfico no hay conversiones.

Esto es bastante evidente, pero a veces el primer quebradero de cabeza del CEO primerizo. Llevar tráfico a la web es el primer paso hacia el éxito, y para ello usaremos todos los canales posibles. Los más caros no serán siempre los más efectivos, pero sí que si queremos cierta “rapidez” en cuanto a resultados, algo habrá que pagar.

      • SEO: la base de cualquier e-commerce que se precie. Tener un buen posicionamiento natural en los buscadores es lo suyo porque cuanto más arriba aparezcamos en los resultados, más tráfico nos llegará, y lo mejor de todo, completamente gratis. Para trabajar el SEO ya sabes lo que hay que hacer, escoger muy bien las palabras clave relevantes en cada página, optimizar títulos, descripciones, urls… mil detalles que si vas manteniendo como a Google le gusta, sin duda con el tiempo verás que ha valido la pena el esfuerzo.
      • SEM: el posicionamiento de pago es la mejor estrategia para aumentar las conversiones en e-commerce de manera inmediata. Además como es un sistema de pujas por clic, podrás decidir cuánto gastar al día y tener el control total de los costes. Es importante pensar la mejor estructura de campañas y adgroups, para sacarle el máximo partido a esos euros de inversión y transformarlos no solo en un aumento de conversiones, sino también en un mayor beneficio. Algunos de nuestros clientes ya lo han hecho.
      • Redes Sociales: otro buen gancho para atraer tráfico a tu web y aumentar las conversiones en e-commmerce. Comparte contenido de interés para los usuarios, interactúa en grupos que sean tu target y consigue un tráfico de calidad que puede acabar convirtiéndose en venta dentro de tu sitio web.
      • Marketing de contenidos: Con el mismo enfoque que en redes sociales, pero en tu blog por ejemplo, redacta buenos contenidos de interés para tus posibles clientes. Es una estrategia más a largo plazo, pero una vez se vayan indexando, ya estarán siempre ahí para el usuario que quiera buscarlos. Además aprovechalos para conseguir registros y alimentar al usuario con otros artículos que puedan ser de su interés. Si lo haces bien, acabarás enamorándolo y caerá en tus redes, palabra de Inbound Marketer!
      • Marketing de afiliación: desde negociar con bloguers conocidos hasta trabajar con plataformas especializadas en afiliación, que te cobrarán una comisión por publicar tus anuncios en otras webs afines.
      • Publicidad en Redes Sociales: otra gran herramienta que podemos utilizar gracias a las enormes posibilidades en cuanto a segmentación. Podemos elegir edad, sexo, intereses… hasta mostrar los anuncios solo a los seguidores de una determinada empresa.
      • Email Marketing: No solo de tráfico nuevo vive la web, por eso recordar a tus contactos que existes puede ser una buena práctica cada cierto tiempo y generar un extra de conversiones. Traza un calendario anual y planifica tus impactos con las fechas relevantes y relacionadas con tu negocio. Ten en cuenta a los usuarios que ya hayan comprado, para no volver a enviarles los mismos productos, y así mantener una base de datos sana y con una tasa de rebote baja.

Como ves las posibilidades son muy grandes, tú decides cuál es el mejor camino para traer tráfico a tu web, pero no olvides que siempre debe ser de buena calidad, o no conseguirás aumentar las conversiones en tu e-commerce.

aumento de las conversiones Ecommerce

2. Piensa en optimizar para los robots de búsqueda pero también en las personas que leerán tu contenido!

De nada servirá que tengas una web super optimizada para las spiders si luego el usuario se cansa de leer o no entiende el contenido. Repetir continuamente palabras clave hace que el discurso sea poco natural y aburrido. Se recomienda que el porcentaje de repetición de la palabra clave no sea inferior al 3% ni superior al 5%.

Ayuda a los motores de búsqueda añadiendo el Robots.txt, el mapa del sitio y utilizando Google Webmaster Tools, que te alertará de cualquier anomalía en cuanto a indexación.

3. Landing pages enfocadas a la conversión

Las páginas donde llegan tus usuarios por primera vez equivalen a la primera impresión que te llevas de una persona. Por eso tienen que ser claras y concisas, tendrás poco tiempo para explicarle quién eres, qué ofreces y por qué elegirte a ti frente a un montón de competidores.

Si estas landings son de producto, deberán facilitar la compra con botones grandes y bien visibles. Prueba diferentes colores, tamaños y ubicaciones, porque los pequeños detalles pueden hacer variar considerablemente los porcentajes de conversión. Si lo haces bien, conseguirás aumentar las ventas en e-commerce.

Por supuesto hay que pensar también si tu posible cliente te buscará desde el móvil, porque entonces será imprescindible que se vea perfectamente en estos dispositivos haciéndola responsive o bien con una web mobile.

4. Haz tu web user friendly y pónselo fácil

La experiencia de usuario es la facilidad con la que las personas pueden encontrar lo que buscan dentro de un sitio web. Por eso debemos diseñar y estructurar el contenido pensando siempre en este fin, cuantos menos clics deba hacer el usuario, más fácil será que cumpla su propósito, y nosotros el de aumentar las ventas.

Consigue una interfaz sencilla, un menú de navegación claro y visible y unas llamadas a la acción fáciles de reconocer, y tu e-commerce estará listo para machacar a la competencia.

Existen muchas herramientas que te permitirán medir la usabilidad y mejorarla. Puedes consultar Crazy Egg o Optimizely y empezar a entender a tus usuarios.

Dashboard SEM

5. Rapidez de carga y peso de la web.

Cuanto menos pese, más rápido cargará y mejor será la percepción del usuario. Además la gente que utilice el móvil o la tablet te lo agradecerá profundamente. De lo contrario, es posible que no vuelvan a visitarte puesto que tu sitio gastará demasiados datos. Puedes comprobar el tiempo de carga con herramientas como Google PageSpeed Insights o Pingdom Tools. Recuerda que lo recomendable es estar por debajo de los 5 segundos de carga.

6. Pide solo los datos que necesites y facilita el pago

Los formularios de contacto o de registro deben solicitar los datos que sean necesarios, ni más ni menos, y hacer el proceso cuanto más compacto mejor. No hay nada más frustrante que rellenar una pantalla de formulario, y que el siguiente paso sea una continuación. No avasalles al usuario con preguntas incómodas que no te aportarán nada o tu tasa de abandono del carrito aumentará. Pide toda la información en una única página y después envía al usuario a la pasarela de pago.

Tener varios métodos de pago hará que generes más confianza y ganarás clientes. Desde la típica tarjeta de crédito, pasando por Paypal y hasta por transferencia bancaria. Siempre hay un pequeño porcentaje de gente que no está dispuesta a pagar por internet, y también hay que pensar en ellos.

7. Analiza, analiza, analiza!

El análisis de datos forma parte del ADN de todo E-Commerce, y es básico para detectar casos de éxito, problemas y posibles mejoras. Crea informes semanales y un dashboard de consulta rápida diaria para llevar un seguimiento de todos tus canales. Compara entre diferentes fechas y analiza los porcentajes de rebote, las visitas recurrentes, el tiempo medio en página… y reflexiona sobre las posibles causas para adaptar tu estrategia en función de los resultados que vayas obteniendo.

 

Pero ¿y si todo esto ya lo tenías claro qué te queda? Imaginemos que ya tienes tráfico de sobra, y que además convierte en un porcentaje adecuado. Aun y así, como buen CEO quieres más y más y no estás dispuesto a cruzarte de brazos y esperar que se venda más por arte de magia. ¿Qué otras posibilidades tenemos para amentar las conversiones en e-commerce? Pues aumenta el valor de tu carrito.

Supón que tienes 100 ventas al día por un valor medio de 40€. Si esas 100€ ventas tuvieran un carrito de 50€ en lugar de 40€, ¡estarías vendiendo un 25% más!

Las opciones para conseguirlo son variadas:

  • Venta cruzada:

Puedes sugerir productos que se venden juntos, por ejemplo si es una cámara de fotos, puedes ofrecer una funda o una tarjeta de memoria. Amazon lo hace y le funciona. Además estás generando una segunda necesidad en el usuario, que quizá ni sabía que tenía antes de ver la imagen, pero que ahora sin duda también quiere.

  • Recordatorio de envío gratis.

Si ofreces el envío gratis a partir de un determinado importe, recuerda a tu cliente cuánto le queda para beneficiarse de esta ventaja y será más fácil que añada un producto extra.

  • Descuentos a partir de cierto importe.

Si a tus clientes les has ofrecido previamente un descuento, con la picardía de imponer un importe mínimo, tendrás la posibilidad de que compren algo extra para aprovechar la rebaja. Ellos ganan la satisfacción de estar comprando algo con descuento, y tu la de aumentar su carrito medio.

  • Añade un servicio extra.

Desde aumentar la garantía, a un envío más rápido o envoltorio para regalo. Generalmente tienen poco valor, pero pueden ser del agrado del usuario y un pequeño plus para tu carrito.

Esperamos que te hayan servido nuestros consejos y los apliques de la mejor forma posible. Y si es demasiado para ti, ¡ya sabes dónde encontrarnos!